ASOCIACIÓN COMITÉ IPIRANGA
AMAZONAS

Durante el año 2021 no ha cesado la actividad de la Asociación Comité Ipiranga. Tuvieron que vencer dificultades sobrevenidas, algunas debidas a la pandemia (cierre de las escuelas rurales, falta de instrumental) otras meramente estructurales locales (falta de continuidad en la verificación del control de endemias, fallos en la energía eléctrica e Internet) y otras naturales como la bajada de nivel de las aguas del rio Purús que impidió la navegación del barco-hospital con el que desarrollan todo su trabajo asistencial.

Uno de los objetivos logrados en 2021, en el que la ayuda de la Fundación Arnhold de la Cámara ha sido muy importante, es la formación de agentes comunitarios de salud y profesores rurales. Esto ha permitido evaluar los índices endémicos de las enfermedades tropicales en estas zonas, resaltando la importancia del control de las aguas, los alimentos, la higiene, etc. como prevención de las emergencias cotidianas.

Gracias a este trabajo han detectado que el 70% de la población de esa zona vive con síntomas de enfermedades de diversa naturaleza que se suman a la enfermedad de Hansen y que empeoran la situación de estos enfermos.

El indicador de Patología Social usado indica que se trata de comunidades de alta vulnerabilidad socio-sanitaria.

ENCUENTRO CON LA DOCTORA TONI

En su breve visita a Madrid tuvimos el placer de charlar personalmente con la Dra. Toni. Su labor comenzó hace treinta años siempre enfocada a mejorar la asistencia sociosanitaria de los pobladores de la cuenca alta del rio Purús, afluente del Amazonas.

El centro de atención y diagnóstico, que la Dra. Toni dirige, está instalado en un barco equipado adecuadamente. El barco va remontando el río, parando en las aldeas, atendiendo a sus moradores. El recorrido completo dura nueve o diez meses dependiendo de las condiciones climáticas, para volver a empezar. Periódicamente el caudal del rio Purús disminuye tanto que es imposible navegar por él. Seguidamente pueden producirse grandes inundaciones que conllevan el desplazamiento de los pobladores tierra adentro huyendo de las tierras anegadas y que obligan a la Dra. Toni y su equipo a caminar durante horas en su busca en medio del barro.

La enorme humedad de la región estropea el material clínico. Especialmente los aparatos electrónicos necesitan una atención continua para mantenerlos secos y que continúen funcionando.

Los trabajadores, todos autóctonos, no pueden estar en el barco continuadamente más de tres meses; la dureza del clima, la húmedad, los mosquitos, y lo insalubre de la zona aconsejan esos turnos.  La ribera norte del rio Purús es la comarca del mundo con mayor densidad de enfermos de hanseniasis, consecuencia de las políticas de desplazamientos forzosos y concentración de estos enfermos en esas áreas durante los siglos XIX y XX. Pero las deficiencias medioambientales y sociales sumen a sus moradores en un conjunto de enfermedades que se suman a la de Hansen.

MÁS NOTICIAS