FUNDACIÓN EMALAIKAT
Noticias desde Turkana

El año 2020 ha sido un año de luces y sombras para la misión de Lobur en Turkana (Kenia)

Afortunadamente el Covid-19 no se extendió en la zona tanto como en las grandes ciudades de Kenia o Etiopía. Esto les permitió adaptar sus equipamientos frente a la pandemia. Especialmente el servicio prestado con la clínica móvil, guardando las medidas de seguridad e higiene, ha sido muy eficaz, no sólo desde un punto de vista clínico sino también como medio de difusión y formación en esas medidas de protección. Hay que insistir una y otra vez en la necesidad de mantener unas normas de higiene, de lavado de manos, distancia de seguridad, aislamiento de los posibles contagiados etc. para prevenir los contagios ya que su cultura juega en contra.

Un incendio devastador destruyó los almacenes, con todo su contenido, de la misión de Lobur en el mes de mayo. Afortunadamente no hubo desgracias humanas. Las pérdidas de material, equipamientos sanitarios y de construcción fueron cuantiosas y así mismo, las pérdidas supusieron un notable retraso en la realización de los proyectos en marcha de excavación de nuevos pozos y reparación de los existentes. La expansión de la noticia hizo que recibieran de nuevo los donativos que posibilitaron la recuperación de la actividad a final de año, y que se alcanzasen los objetivos fijados. Al mismo tiempo la renovación de los almacenes debida al incendio ha contribuido a la profesionalización de los diferentes programas y departamentos de la misión; contar con mejores instalaciones ha provocado un efecto dignificador del trabajo hecho.  

La Fundación Arnhold de la Cámara contribuyó a esa recuperación, aportando, además, un equipo de prevención de incendios.

Equipo antiincendios.

Se ha renovado el equipo de la clínica móvil; Iona Barrera, después de año y medio de dirigir la sanidad de la zona, regresa a España. Nuevas profesionales se incorporan al proyecto que seguirá creciendo y potenciando la formación y cualificación profesional del personal local, cada vez más numeroso en la misión.

La Fundación Arnhold de la Cámara continúa apoyando económicamente la clínica móvil aportando el salario del personal local, de 2020 y 2021.

Nuevo equipo de la clínica móvil de Lobur.

Continúa la actividad de excavación de pozos en la misión de Naturomoe. Dadas las dificultades de transporte de los materiales, el elevado precio de los mismos y de la mano de obra especializada necesaria para las obras, el presupuesto del proyecto es altísimo. La misión de Naturomoe se encuentra situada en una zona semidesértica del suroeste de Etiopía, a unos 100 Km de la frontera con Kenia y Sudán del Sur.

Esa ubicación conlleva que la población atendida por la misión esté formada en gran parte por refugiados de Sudán del sur, muchos de ellos mujeres y niños. Los habitantes autóctonos pertenecen mayoritariamente a la tribu de Nyangatom, trashumantes en busca de agua y pastos para sus ganados de vacas y cabras. La demanda de agua potable de la población es por tanto enorme y creciente, y el aporte estacional de los ríos no cubre esas necesidades. Asimismo, desde la misión de Naturomoe se realizan labores de desarrollo cultural y económico en toda la zona de Nyangatom.

La Fundación Arnhold de la Cámara ha contribuido económicamente a la realización de perforación de pozos y conducción de agua potable en la misión de Naturomoe.

Es un proyecto primordial para abastecer de agua potable esa extensa zona. A pesar de las dificultades experimentadas por lo remoto de la zona donde se ha llevado a cabo el proyecto, y de los retrasos sufridos por el parón que ha supuesto la pandemia del COVID-19, por fin se ha podido culminar con éxito el proyecto.

MÁS NOTICIAS