HOSPITAL DE GAMBELA
ETIOPÍA

Gambella es la región etíope con indicadores de salud más débiles de todo el país, consecuencia del bajo desarrollo de la zona (conflicto, poca presencia de instituciones).

En 2017, MSF decide intervenir en el hospital de Gambella, el único hospital operativo de la región con capacidad quirúrgica y con emergencias obstétricas.

El hospital fue inicialmente diseñado y construido para dar respuesta a una población de 150.000 personas. Hoy en día, este da asistencia a más de 800.000, siendo la mitad refugiados sursudaneses, motivo por el cual el hospital no puede atender las necesidades de toda la población a la que debería dar asistencia. Así pues, el acceso a la atención médica y de calidad es extremadamente limitado.

El conflicto en Sudán del Sur se agravó a medida que las tropas del Gobierno avanzaban hacia la frontera con Etiopía y retomaban las posiciones controladas por los rebeldes. Esto provocó que cientos de miles de personas decidieran cruzar la frontera hacia Etiopía en busca de cobijo, asentándose en siete campos de refugiados alrededor de la ciudad de Gambella.

Uno de los campos de refugiados alrededor de Gambela ©Zacharias Abubeker / MSF

Una emergencia que ya se ha convertido en crónica, y que continuará necesitando el apoyo de MSF a través de un enfoque especializado y sostenido en el tiempo mientras que no se resuelva el ramillete de problemas que afecta a los habitantes de este lugar olvidado al otro lado del mundo.

La respuesta éste 2019 continúa priorizando la consolidación de servicios médicos especializados para los refugiados sursudaneses y para la población local, cubriendo aquellos huecos que se han creado tras la fatiga y los recortes presupuestarios que han sufrido otras organizaciones médicas presentes en esta zona del país. Juntos se podrá seguir ofreciendo la atención de un médico a cientos de miles de personas que sin MSF no tendrían alternativa.

©Gabrielle François Casini / MSF