Proyectos desde 2020

La Fundación aporta financiación de apoyo a la academia “Wexford Factory” que da clases magistrales a unos 12 jóvenes cantantes irlandeses o residentes en Irlanda, como preparación para su participación en el programa del festival de opera y cuyas obras se retransmiten a través del canal internacional de Radio Televisión Irlandesa.

Las clases magistrales son de cantantes establecidos, muchos de los cuales empezaron sus carreras profesionales en Wexford.

Beca predoctoral. Investigación en virología.

Uno de los fines de la Fundación Arnhold de la Cámara es colaborar con la investigación científica. A través del contacto personal y profesional de una de los patronos se contactó con el Profesor Luis Enjuanes, cuyo laboratorio está trabajando en una vacuna contra el Covid-19 que no sólo aumenta la inmunidad humana frente al virus, sino que impide la propagación del mismo, con la consiguiente disminución del contagio.

El Profesor de Investigación Luis Enjuanes, Jefe del Laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es uno de los máximos exponentes de la virología mundial. Ha trabajado en el campo de la virología durante más de 40 años, incluyendo más de 35 años en coronavirus. Su interés actual es el estudio de los mecanismos de la interacción virus-huésped de los coronavirus.

Se acordó con el Dr. Luis Enjuanes que la colaboración mas útil sería subvencionar la formación de un estudiante predoctoral, durante cuatro años consecutivos, bajo la tutela del Prof. Enjuanes, con una beca establecida específicamente a este fin.

La elección del estudiante fue realizada por el equipo del Prof. Enjuanes siguiendo un proceso muy exigente. De entre las 49 solicitudes recibidas, evaluando los expedientes de Grado y Master y la experiencia en virología, quedaron tres finalistas. Después de entrevistarlos y de defender un miniproyecto en inglés, finalmente se eligió a Ricardo Requena Platek no sólo por sus altas calificaciones sino también por su experiencia previa en virología.

A su llegada a Haití en 1997, la Congregación de Jesús María inició un proyecto de desarrollo social, económico y educativo comprometido con la dignificación de los ciudadanos de ese país, poniendo especial cuidado en lo referente al mundo de las mujeres haitianas.

La acción comenzó en Gros Morne extendiéndose posteriormente a Jean Rabel, en el Noroeste del país, y a la capital Puerto Príncipe.